lunes, 3 de febrero de 2014

                             CANTABELLERÍAS





Jamás fui como esos ríos de Hölderlin, que transcurren por Asia. Cuando me place, me vuelvo atrás, y donde ora dije sí, ora digo no,
pues no soporto las estéticas más solapadas de lo cartesiano, lo racional, por eso, y por muchas otras razones, jamás soy, ni seré río.
Y… también por aquello mismo:


DUDO, Y ME DESDUDO…