miércoles, 30 de mayo de 2018


Carta al Sr. Miguel Ángel Rodríguez Torres, Concejal no adscrito del Ayuntamiento de Molina de Segura de Murcia:


Estimado Sr. Concejal:


Me dirijo a usted con el ánimo, en primer lugar de agradecerle públicamente su interés y dedicación a la Cultura de Molina de Segura, lugar en el que viví casi veinte años y donde me sentí muy arraigado, respetado y querido, cosa que aprovecho ahora para agradecer públicamente; actualmente vivo en Murcia. Con respecto a su compromiso de reactualizar el Paseo de las Letras, concretamente, empeño que valoro y admiro, debo de decirle que me parece una gran iniciativa, nada me parece más justo que las actuaciones del Ayuntamiento giren en ese camino que todos deseamos de la democratización de la Cultura, la solidariad e igualdad para todos, un camino en el que los ciudadanos relacionados con la Cultura: escritores, cineastas, músicos, poetas, artistas, en definitiva, creadores, tengan su lugar en donde les corresponda, siempre con el beneplácito, consideración o solicitud del propio Ayuntamiento, Asociaciones o acciones particulares, que lo crean necesario o merecedores de tal premio o significación.

Creo que es la segunda vez que me desmarco, al ver mi nombre en la lista de autores merecedores de tan digno galardón y agradezco al Sr. Francisco Javier Illán Vivas, a la Asociación Extramuros, que me incluyera en dicha lista, pero no me creo merecedor de tal elogio, y sobre todo, soy una persona humilde y trabajadora en el sentido literario de la palabra, no quiero pedir o exigir nada a ese respecto, creo personalmente que el camino para la elección de los distinguidos debe ser otro; pero esto lo digo a título, repito, muy, muy, personal.

Respeto, siempre lo he hecho, las opiniones de todas las partes, y agradezco la consideración hacía mi persona y escritos, de todos los ámbitos implicados, con las que mantengo muy buena relación. Espero y deseo que mi nombre no esté incluido en ninguna reclamación o solicitud sobre el citado asunto cultural y quedo a disposición de quien lo desee, para que cuenten conmigo, como siempre, para lo que sea menester, siempre relacionado con darle a la ciudad de Molina de Segura, un prestigio cultural que ya tiene ganado durante muchos años, con esta nueva corporación y otras anteriores.

Mis mejores deseos culturales y vivenciales para todos los ciudadanos de Molina de Segura, para las Artes, las Letras y la Ciencias, de las que me siento un devoto apasionado, lugar de encuentro para la la Cultura, la Solidaridad y el entendimiento de las personas que lo habitan o visitan, y que nos harán, seguro, cada día, mejores personas.

Gracias.

En Murcia, a 30 de mayo de 2018.

José Cantabella





jueves, 17 de mayo de 2018


SIN MIEDO



A Carmen, ese bello vivir



Miedo, lo que se dice
miedo, no, es
algo diferente;
la incertidumbre
del mañana,
lo desconocido otra vez,
los estragos del cuerpo,
la Vincristina pasando,
la acumulación de heridas;
aunque la cueva, el
refugio del amor
hace
que ese miedo
sea
un enemigo
ya menor,
controlado, aprisionado,
vencido ahora
por los días y las noches
de este bello
vivir, que es
vivir contigo
sin miedo.









viernes, 11 de mayo de 2018

LA PIANISTA CLAUDIA DAFNE SEVILLA VISITA ESTOS DÍAS MURCIA



                                        A Montse, y Ulpiano, padres de la criatura

                                          

Todo un lujo para esta ciudad. La pianista albacetense, vinculada familiarmente a Murcia, Claudia Dafne Sevilla Carrión, está de gira en nuestra ciudad y ofrecerá tres conciertos. Todos los actos están organizados por las juntas vecinales respectivas: San Pio X y La Alberca, coordinados por el Ayuntamiento de Murcia. He hablado esta semana con la destacada pianista española que vive en la agitada ciudad de la luz, en el distrito 14, un barrio popular situado en la parte sur del río, cerca de las catacumbas.
Tras haber ejercido como profesora de piano en el Conservatoire de Musique d’Ezanville y en la Universidad de Paris-Sorbonne, viene a Murcia a dar una serie de conciertos. Ayer viernes a las 21h. en el teatro de La Alberca ofreció su primer concierto y hoy sábado día 12 a las 17:30h. en el centro cultural Pío X, después a las 21:30h. con su dúo Goya Piano Dúo” actuará en la plaza Santa Eulalia con motivo del Festival de Pianos en la Calle. Un fin de semana muy completo para esta excepcional concertista, llamada a ser una gran figura internacional.

Pregunta: Para comenzar Claudia, la afición por la música te vino por alguna circunstancia particular, ya estaba en tí o fue una afición que fue creciendo en tus primeros años. Cuéntanos...
Respuesta: El otro día hablando con una tía mía me recordó una anécdota de cuando apenas tenía 5 años, era mi primer concierto en la academia de música donde comencé las clases de piano y me preguntaron qué quería ser de mayor y yo contesté que quería ser concertista. Bueno, los niños cambiamos mucho de idea sobre nuestras profesiones, más adelante quise ser arquitecta y bióloga marina pero la música fue al final la que tomó forma. Quizás si tengo que asociar mi gusto por el piano es probablemente gracias al melómano de mi padre, a parte de infinidad de conciertos a los que me llevaba de pequeña, nos encantaba sentarnos en la mesa de la cocina, poner la radio y escuchar el programa de Argenta de Clásicos Populares, jugábamos a adivinar el compositor, la época o la obra, todos esos momentos son posiblemente esa circunstancia particular que hizo que la música se convirtiera en lo que es ahora, mi vida y mi profesión.

Pregunta: Tú estudiaste en Albacete y acabas piano en París...
Respuesta: Sí, como decía antes, empiezo el piano siendo muy pequeña en la academia Amadeus de Albacete y seguidamente hago los estudios en el conservatorio de la misma ciudad. A los 16 fui admitida en el Conservatorio Superior Rafael Orozco” de Córdoba y allí estuve 4 años hasta que acabé la carrera superior. En esa época era difícil continuar los estudios de piano más allá del conservatorio. Había algún máster en la universidad de carácter musicológico pero nada relacionado con la práctica musical, así que sólo quedaba a opción de salir fuera y fue París. De eso hace ya 7 años.


Pregunta: ¿Tuviste el apoyo de tu familia siempre? A veces parece que el arte o las profesiones relacionadas con el arte en general o la música en particular no son muy aceptadas por las familias...
Respuesta: Siempre, pero además desde todos los puntos de vista, es verdad que hay familias en las que las carreras de carácter artístico no son muy bien vistas, pero en la cara opuesta existen las familias que fuerzan al niño a seguirlas, desde pequeños los llevan a concursos y ha hacerles conocer a los mejores profesores con una educación bastante estricta, un entrenamiento diario semejante al de un deportista de élite. Tanta presión para un niño tampoco es buena. Yo he tenido la suerte de ser apoyada por mi familia tanto en mi decisión de querer dedicarme a esta profesión como en el caso contrario si hubiera decidido abandonar.

Pregunta: Siempre se ha dicho que se va a París a pasar un fin de semana... ¿Cuándo te instalas en la ciudad del amor definitivamente?
Respuesta: Realmente nunca me he instalado definitivamente en París, creo que sigo de fin de semana solo que un poco más largo. Fui principalmente para ampliar mis conocimientos, pero la ciudad me podía dar mucho más que una breve formación de dos años, así he ido enganchando un proyecto con otro sin plantearme si me instalaba definitivamente o si estaba en estado transitorio, claro que después de tanto tiempo allí se puede decir que estoy instalada en esa ciudad, pero quién sabe por cuanto tiempo.

Pregunta: ¿Cómo es la vida cotidiana fuera de la música en París?
Respuesta: Tiene de todo, la vida cultural y variedad de actividades que te ofrece la ciudad es infinita y eso le da mucha riqueza, pero al final la rutina se impone y no deja de ser una gran ciudad. Las distancias y los tiempo en transportes públicos se hacen eternos y más aún cuando tienes, como es mi caso, que pasarte el día arriba y abajo buscando un piano donde estudiar.

Pregunta: ¿Piensas volver a España?
Respuesta: No lo sé, no me planteo las cosas a muy largo plazo, voy viendo los proyectos que surgen y en función de eso cada año va corriendo.

Pregunta: Un tópico, ¿la música amansa las fieras, la música humaniza?
Respuesta: Supongo que te refieres a la música clásica, hay muchos tipos de música y cada uno de ellos transmite algo. En la música hay retórica y por lo tanto es un lenguaje, pero un lenguaje que necesita de mucha implicación emocional y empática para comprenderla, eso hace que nos sensibilice y por tanto sí, nos humaniza. Vemos diversos ejemplos de organizaciones musicales en las que sus miembros pertenecen a naciones o pueblos enfrentados políticamente cuyas rencillas quedan al margen cuando la música empieza a hablar.

Pregunta: ¿Qué otras aficiones tiene Claudia Dafne Sevilla?
Respuesta: Muchísimas, el cine me apasiona, también viajar y la lectura. Todas intento hacerlas en la medida que el tiempo me lo permite aunque consigo organizarme bien para poder disfrutar de lo que me gusta, sin olvidar que sentarme al piano e interpretar una obra también es lo que me gusta.

Pregunta: Tus proyectos futuros son...?
Respuesta: Para el año que viene estoy preparando dos proyectos importantes, el primero es junto con mi dúo de piano donde interpretaremos La consagración de la primavera y el Pájaro de fuego de Stravinsky con una puesta en escena de bailarines del Conservatorio de Danza de Albacete y el segundo proyecto es quizás el que más cariño estoy poniendo porque es de mi propia creación. Junto a la cantante Clara Brunet estamos escribiendo un concierto teatralizado en el que inspirándonos en la obra Orlando de Virginia Wolff damos vida a un castrati afamado que en un momento de la obra hará el cambio de hombre a mujer permitiéndonos mostrar muchos aspectos sociales (como la exclusión de la mujer de los círculos musicales de la sociedad de la época, por ejemplo) y al mismo tiempo poder abarcar un repertorio de gran extensión, todo ello dentro de un contexto teatral que hará al público la música mucho más accesible y entendiendo más en profundidad cuál fue y es la vida de un músico.


Muchas gracias, Claudia Dafne Sevilla por atender mi llamada y te deseo feliz estancia en Murcia y mucho éxito en tus tres conciertos.
























viernes, 4 de mayo de 2018


EL TRÍO O TRIDENTE

La incapacidad de los gobernantes murcianos es muy manifiesta, básicamente porque se tapan los oídos cuando se habla, cuando gritan los ciudadanos por los problemas que les acucian. Nunca hubo en este país tan malos gestores o políticos que sepan defender las reivindicaciones de los ciudadanos como es debido o que al menos sean capaces de sentarse a dialogar y convenir lo más beneficioso para las partes, y así es, tanto en la Comunidad de Murcia como a nivel estatal.
Es terrible el deterioro de las Instituciones de España, la caída en picado del prestigio de los tres pilares básicos: el poder legislativo, el poder ejecutivo y el judicial, la gestión de la mayoría de los políticos, incapaces de solucionar problemas sociales que tienen a los ciudadanos más crispados que nunca y todo esto sumado a los casos de corrupción que afloran cada día y parecen no tener fin.

En mi opinión estamos viviendo el peor desgobierno desde la instauración de la 'Democracia' en nuestro país. Además de la manipulación cruenta de los medios de comunicación, que en la mayoría de los casos están tomados por el gobierno central, tergiversando la información para su propio beneficio y el de su partido, un PP más que corrupto, considerado de largo el partido político más corrupto de Europa. Aunque en nuestro descargo he de decir que afortunadamente el ciudadano de hoy no es el ciudadano de hace casi 40 años, ya no nos creemos nada. Pocas tesis políticas nos convencen.

Pero en este texto me quiero ceñir a lo que ocurre en mi entorno; en nuestra querida y desprestigiada Región de Murcia, para ello tengo que hablar del tridente, sí, el trío que forman 'tres figuras tres', figuras ya deformadas, valga el juego de palabras: Noelia Arroyo, José Ballesta y López Miras. Su incapacidad e inutilidad de gestión es manifiesta a nivel político para con la Comunidad Autónoma de Murcia. La portavoz del Gobierno Regional y Consejera de Cultura quizá sea la figura política más patética, una efigie de piedra, una mujer que se ha dedicado en los últimos tiempos solo a defender al expresidente de la Comunidad, un tal PAS, y claro, ha salido escaldada, pues se veía venir que este hombre llevaba camino del banquillo de los acusados y que iba a ser juzgado en breve por delitos básicamente de corrupción política: abuso y manipulación de poder y unas cuantas arengas más. Ahora aspira a la alcaldía de Cartagena; no sé yo... José Ballesta, otra piedra de sol, el todavía Alcalde de Murcia, y que parece ser, tiene los días contados, ha optado por una actitud pasmosa sobre todo ante el asunto del Soterramiento, literalmente ha estado pasmado y sigue abrumado por su propia incredulidad, principalmente por confundir el verdadero carácter de sus parroquianos. Y el joven e inexperto Presidente de la Comunidad de Murcia es una piedra sin tallar, un bravucón recién salido de la escuela del PP que quiere convertir a la Región de Murcia en una especie de Ciudad de Cristal, a lo Paul Auster, donde primen básicamente los asuntos comerciales, económicos y cosmológicos, ante los humanos, aviado va con sus zigzags, incluso queriendo medirse en Madrid, con declaraciones tan espesas como que la Cifuentes era una mujer honrada.

Así pues este trío al que los cronistas políticos más expertos le auguran muy corta vida, pareciera que quieren morir matando, haciendo daño a la ciudadanía que le grita, y ahora cada vez más voces y más fuertes, por una gran cantidad de problemas sociales y económicos a la espera de que estas tres figuras sean capaces de gestionar algo medianamente bien. Sus amos desde Madrid les imponen una postura muy lejana, injusta y llena de desconocimiento de la realidad de nuestra Comunidad, de sus soluciones, infraestructuras e ideosincrasia. Así pues, los problemas siguen tomando cuerpo y trascendiendo a niveles estelares.

Por tanto, señora y señores del trío, el pueblo, los ciudadanos, les piden que abran bien los oídos para escuchar sus quejas, desoigan a sus amos, que lejos quedan. Somos nosotros los que pagamos para que ustedes nos sirvan. Y por supuesto, siempre: ¡Murcia a tope!; por una Región de Murcia, mucho mejor.



                                                      José Cantabella






martes, 1 de mayo de 2018

A PROPÓSITO DEL 1 DE MAYO



Cada día los ciudadanos reciben atónitos información a través de la prensa, radio y televisión sobre la guerra de Siria, madre de todas las guerras que asolan actualmente el planeta, guerras todas que son injustas, innecesarias e interesadas. De éstas hacen las crónicas diariamente los reporteros especializados, que se juegan la vida a cada momento, grandes profesionales sin duda que nos ofrecen lo que ocurre cotidianamente desde las profundidades laberínticas del horror que viven los soldados de ambas partes, los civiles asediados, los inocentes.
Pero aquí, y ahora, les voy a hablar de otra guerra, de la que no se habla en ningún medio de comunicación a no ser por intereses políticos, la enmarañada y difícil guerra diaria que vive el hombre corriente durante la jornada de trabajo. De esta guerra, con permiso de los lectores me erijo desde ahora en reportero, informador, con ánimo resuelto contaré sin ataduras la complicada guerra habitual que enfrenta al ciudadano cuando comienza el día en su destino laboral, haré fotografías que todo lo fijan e inmovilizan del hombre o mujer que acuden a su empleo, cualquiera que sea, bien una gasolinera, el almacén de frutas, un taller mecánico, un hospital, la administración pública, una gestoría, el campo, la construcción... Allí, donde los atribulados trabajadores tienen que enfrentarse no sólo a los estragos que marca su tarea, sino que tendrán que encarar al Jefe de Departamento, luego al siguiente Superior, después al Patrono, más adelante al Principal, para llegar así hasta el Caudillo o Jefe del Estado, que mandados todos por el sumo Amo, el capital, le harán la primera humillación al obrero nada más ocupar su puesto, aunque yo, actuaré clandestino y sigiloso para no ser sorprendido por aquellos, entrevistaré como hace Évole, en las trincheras a los doblegados durante toda la difícil jornada, a cada gesto, a cada movimiento le pediré datos confidenciales mientras son sometidos, llevaré cámaras ocultas al campo de batalla que capten al empleado decaído que además tendrá que soportar con estoicismo los insultos, improperios y oprobios, además del correspondiente acoso psicológico y sexual, en algunos casos.
De esta guerra que no hablan demasiado los medios de comunicación daré cuenta mientras suenan de fondo el estallido de las bombas, a través de comunicados precisos, enviaré palomas mensajeras con revolucionarios informes que denuncien lo captado, lanzaré botellas al mar con mensajes críticos dentro, haré crónicas con razonamientos laboralistas, mandaré los testimonios de los empleados a sindicatos nada complacientes, a juristas implacables, asociaciones pacifistas, empresarios progresistas... Todo en espera de una contestación satisfactoria que acalle nuestras más profundas protestas, y por fin se busquen soluciones justas los sinditatos y el Estado, sobre todo estructuras y métodos laborales beneficiosos para beneficio todas las partes.
Dicen los expertos en asuntos empresariales que ésta también es una guerra preventiva, cuyos daños colaterales son lo de menos, poco importa que los trabajadores presos capturados durante las batallas en la faena pertenezcan siempre al mismo bando, que los torturados en los campos de concentración empresariales sean siempre los de este lado, nada interesa el color de la piel, el sexo o la religión que ejerzan los empleados, la brutalidad estará ahí, el trabajador será siempre ultrajado por el Amo, pero descuiden, que el reportero estará siempre alerta recopilando la información y documentación, y toda ésta, cuando llegue el día deseado y elegido libremente (no precisamente el Primero de Mayo), esperará ansioso que cambien definitivamente los planteamientos y condiciones laborales, además servirá tanto sacrificio para homenajear de verdad a los trabajadores.
Haremos ese esperado gran día una exposición con las fotografías tomadas al pie de guerra, acompañadas a su vez de textos escritos por autores como la ilustre Susan Sontag, José Saramago, Julio Cortazar, Orhan pamuk, Adonis, García Márquez y otros, veraces defensores de los derechos humanos, para venerar a los ofrendados vencidos, entretanto se crearán monumentos testimoniales para que los pueblos futuros sepan que durante muchos años al ciudadano que se acepta cotidiano, y que trabaja para poder vivir con un mínimo de dignidad, se le ha menospreciado e injuriado siempre. Mientras tanto pasará otro 1 de mayo como si agua de mayo...


                                                                 José Cantabella