sábado, 5 de agosto de 2017

 ANTROPOFAGIA SOCIAL


Durante mucho tiempo me quisieron convencer de que el enemigo era siempre y únicamente el enemigo. Pero con el tiempo descubrí que el verdadero enemigo está y estará siempre dentro de uno mismo o en el interior del que trataba de convencerme de que el enemigo estaba solamente en el enemigo.


Auguste Renoir. Almuerzo de remeros, 1881, Óleo sobre lienzo, 129,5 x 172,7 cm. 



miércoles, 2 de agosto de 2017

NUEVA CARTA AL ALCALDE DE MURCIA CON REFRÁN FINAL

Con la llegada de agosto y los trabajadores del Museo Ramón Gaya de Murcia que siguen sin cobrar, se me revuelven las vísceras. Le supongo de vacaciones, Sr. Ballesta, y no dudo que merecidas, pero me asalta una pregunta: ¿Logrará disfrutarlas, podrá realmente soportar el terrible calor de la conciencia o las noches infernales de la indignidad de este mes abrasador? Yo realmente no podría con la situación que viven los seis trabajadores de dicho centro, recuerde, siete meses sin cobrar, y el grado de responsabilidad que usted tiene, es el papá del Gaya, pues no olvidemos que es usted el alcalde y el presidente del Patronato que rige al Museo, un  bicéfalo difícil de entender. Además usted, Sr. Ballesta, aún no ha contestado ni se ha pronunciado sobre el tema y ni un gesto de humanidad hacia estos obreros, ha delegado en el Sr. Pacheco, concejal de Cultura; y por supuesto ha dejado correr el asunto para que sea la Justicia la que se pronuncie, pues eso es lo más democrático y cómodo.
Me sigue pareciendo terrible la situación y creo que usted va a seguir inmóvil, yo por mi parte seguiré activo, ahora será en el Defensor del Pueblo y en el Registro del Ayuntamiento donde entrarán una queja y las firmas de sus solidarios y humanitarios parroquianos que bien indignados están con la Cultura en Murcia, con la catastrófica situación que vive el Museo Gaya y con los desaguisados constantes de esa desvalida Concejalía llena de parches que bien parece ya un collage o un graffiti que está enmierdando lo que tanto amamos unos y tanto desprecia este gobierno nacional.
Poco más señor alcalde, no le quito más tiempo de sus vacaciones, entiendo que no toda la responsabilidad es suya, que los partidos políticos de la oposición bla, bla, bla… y toda esa basura que ya tan poco respeto merece a los ciudadanos, pero que como se dice en estos tiempos modernos que corren, esto tiene que mirárselo, no vaya a ser el demonio y como también dice el refranero “A quien no tiene labrado, agosto se le hace mayo”.

Un saludo,
José Cantabella