miércoles, 6 de junio de 2018


MURCIALIBRO, UNA EDITORIAL MURCIANA EN ALZA

La tarea del editor es heróica hoy en día. Tal y como está el terreno editorial literario, que una pequeña editora regional privada, sin ayudas de nadie, sólo con la ilusión, el dinero del editor y el prestigio del autor publicado, es para quitarse el sombrero. Y ése es el gran empeño de Francisco Serrano Hernández, director de MurciaLibro, la editorial murciana que empezó con cuadernillos poéticos, por cierto, muy recomendables y ecónomicos, y que en la actualidad empieza a estar presente en toda la Región de Murcia y asoma de vez en cuando en el panorama nacional ya con autores en su catálogo de aquí, pero con una dilatada trayectoria también nacional, además de presentaciones.

Afortunadamente en estos últimos años, en la Región de Murcia, han proliferado las editoras privadas. En diversos lugares de la geografía sobreviven estos espacios tan imprescindibles a pesar de los malos gestores públicos, que han hundido todos los propósitos editoriales posibles, y los había, y buenos, se lo puedo garantizar y demostrar con datos a esos incrédulos crónicos, que tenemos en nuestro entorno. Llevar casi cinco años luchando denonadamente por equilibrar todo, una serie de factores, los cuales, todos suman o restan en un momento dado, es muy dificil; ésa es la tarea que ha emprendido Fran Serrano, y ahí está colocado con un catálogo más que interesante, aunque ya sabemos que para otros, será delecnable, porque no me ha puesto a mí o si está mi primo y mi amigo es una gran editorial, ésos típicos y tópicos, esas frases hechas del idioma español que huelen a veces a casino de pueblo y otras veces a premio Nobel, según yo crea, que diría el castizo. Es cierto que todo es mejorable, pero todos sabemos que entre este nuevo mundo, casi recién inventado por el 'nuevo' neoliberalismo español, que es, claro, aún mucho más modelno, que diría Federico (al que le mando un abrazo) gira, rota, vira, desde la pescadería que hay enfrente de mi casa hasta el Hotel Palace de Madrid, pasando por la Casa de las Américas, todos lugares de la capital del reino, y estos lugares citados hay, todo un abismo.

Concluyo este breve homenaje personal a un trabajador infatigable del mundo editorial, Fran Serrano, que creó como Dios sopló la costilla..., la única diferencia es que el Sr. Francisco Serrano Martínez, soló sopló sus euros y ahí estuvo MurciaLibro, que supo apostar por un proyecto muy interesante, sólido y muy a tener en cuenta, que como decía anteriormente están proliferando otros en la región, proyectos diversos, de los cuales iré hablando más próximamente, y cuyo fin básico y general es fomentar la lectura, ése hábito que nunca debe decrecer, y que hace mejores a los seres humanos.






(Francisco Serrano Hernández . Foto de  El Noroeste Digital)