lunes, 2 de febrero de 2015

Lezama & Sarduy

LEZAMA & SARDUY:

 El aguacero de Octubre de la Literatura Cubana.
  






Difícil es acertar quién fue primero, si José Lezama Lima o Luis de Góngora, también resulta bastante complicado saber descifrar quién fue antes, si Severo Sarduy (Camagüey, 1.937-París 1.993) o José Lezama Lima (La Habana, 1.910-1.976), ya que estamos ante dos colosos de la Literatura Cubana, dos Neobarrocos de las Letras Americanas, dos de los más destacados escritores del siglo XX. Dos autores que son como un aguacero de Octubre en Cuba...
Severo Sarduy siempre humilde, consideró toda su obra como una nota a pie de página de la obra de su maestro, Lezama Lima. En realidad nadie que haya leído bien a Sarduy lo creería así, sobre todo a efectos prácticos, aunque sí, en el plano sentimental y admirativo. Lo que sí resulta evidente y yo lo creo firmemente, que tan enorme es la obra de Lezama Lima como la de Severo Sarduy, dos obras unidas por lo denominado, 'neobarroco americano', dos obras magistrales que se complementan, y ofrecen al lector, planos muy parecidos de un realismo ficcionado; dos consecuencias del modernismo que muy próximo a Rubén Darío, Heredia, Borges o José Hernández. Dos barrocos que sin duda cincelaron el lenguaje español denodadamente, con pasión, con músculo, envueltos ambos en un silencio editorial que finalmente fue vencido con mayestica unción, casi sacra, desmitificando siempre los caminos de la vida y la muerte, dos caminos que confluyen en dos gigantescas miradas. Dos obras también muy distintas en el plano temático, y este cambio de temas, se debe naturalmente a la residencia, pues cierta y destacable es la llegada de Severo Sarduy a Europa para estudiar arte, una salida de Cuba casi obligada por su condición de homosexual, instalación en París que influyó soberanamente en sus escritos, una instalación definitiva como un firme representante de lo que se llamó, el exilio cubano en París, además de conocer muy pronto de su arribo a los filósofos, Roland Barthes, François Whahl, y la semiologa. J. Kristeva, y su inmediata inclusión en el Grupo Estructuralista, y la Revista Tel Quel. Por el contrario, José Lezama Lima, no salió prácticamente de la isla, básicamente por su muy delicada salud.

Aunque estos datos biográficos poco pueden modificar los muchos puntos de unión de estos dos grandes escritores, que pasado el tiempo los une aún más, sobre todo las lecturas de numerosísimos expertos que han estudiado a ambos, y una gran legión de lectores diseminados por todo el planeta. Dos obras que por diferentes cuestiones se fueron intelectualizando, tanto es así que siempre se les ha considerado como dos escritores para escritores.
Finalmente decir que estas humildes y apasionadas reflexiones como lector, son el resultado de mi reciente relectura de las Obras Completas de estos dos extraordinarios escritores. Dos autores que provocaron y siguen provocando el mayor aguacero de Octubre de la Literatura cubana de todos los tiempos.

José Cantabella


No hay comentarios:

Publicar un comentario