jueves, 19 de marzo de 2015

OTRA MANERA DE LEER LAS NOVELAS DE MANUEL PUIG.



OTRA MANERA DE LEER LAS NOVELAS DE MANUEL PUIG


            Como fervoroso y entusiasta lector de la obra de Manuel Puig (General Villegas, Buenos Aires, Argentina, 1932. Cuernavaca, México 1990) siempre adopté la costumbre de leer fragmentariamente sus novelas, es decir, he ido cada vez que accedía a una de ellas, leyéndolas “a trozos”, y todas las veces me ha resultado muy satisfactorio, como si el gran escritor argentino hubiera escrito su inmensa obra para dársela a leer a sus lectores de ese modo, y así ir saltando de una novela a otra, coincidiendo entonces con mi proposición, ya que el lector  puede leer cuarenta páginas de “La Traición de Rita Hayworth”, pasar a leer otras cuarenta páginas de “Cae la noche Tropical”, y hacer lo mismo con “Boquitas Pintadas”, “Maldición eterna a quien lea estas páginas”, “El beso de la mujer araña”, “Sangre de amor correspondido”, “Pubis angelical” y “The Buenos Aires Affaire”, y así ir conociendo esta peculiar obra de uno de los escritores más marginales de la Literatura Latinoamericana.
            Esta propuesta de leer las novelas de Manuel Puig no pretende afirmar que sus libros son todos iguales o parecidos en su estructura y técnicas, no, todo lo contrario, esta nueva forma de lectura propone un gran friso literario, un collage en el que el lector capte desde el principio las múltiples y variadas virtudes de una obra aún no reconocida en su magnitud como se debiera, incluso ha sido mal leída, mal interpretada, despreciada por algunos críticos y santones de la Literatura, considerándola una obra menor de la Literatura Hispanoamericana, no reconociendo su extraordinaria calidad, sus magníficas formas y modos.
            La fórmula propuesta en estas líneas puede ser incluso más divertida que el leer ordenadamente cada una de las novelas de Puig, ya que así se entrecruzan diferentes fragmentos y creando entre las ocho novelas escritas, una novela única, adquiriendo ésta, una calidad de dimensiones espectaculares, una novela coral de uno de los escritores más innovadores y revolucionarios del siglo XX, y para certificar estas cualidades citemos algunos de los elementos que conforman esta gran novela, que es la grandiosa obra de Manuel Puig, elementos que ya de por sí se entrecruzan a su vez en cada una de las novelas, y que constituyen al gran compromiso del autor con los géneros menores, la parodia y lo kitsch, la literatura pop, y la novela dialogada, su gran amor por la cultura popular (boleros, tangos...), un tratamiento especial y sutil por lo considerado cursi, una obsesión por los melodramas populares, la novela rosa, los radiales teatrales, lo epistolar, lo psicológico, los relatorios, las noticias periodísticas, las películas de cine, las conversaciones de la calle, las gentes de barrio, el trato especial para la clase media, los diálogos telefónicos, el folletín, los guiones de las películas, las telenovelas, la novela policial, haciendo así que todos estos elementos trasciendan y creen un compromiso estético con la mitología pequeño-burguesa, y que sus personajes tengan una vida propia y deambulen por los ámbitos más recónditos de la utopía, y todo esto adornado con historias y acontecimientos banales que procuran que la Literatura se desmitifique, y llegue a los lectores de forma que penetre hasta conocer su alma, el alma del ser humano.
            De lector a lector, les invito a todos los lectores a acceder a las novelas de Manuel Puig “a trocitos” o “de a poco”, entren de este modo en cada una de las novelas del escritor argentino, y den un salto de novela en novela, como en ese divertido juego infantil, de casilla en casilla, y conocerán un modo diferente en la lectura de uno de los mejores escritores del siglo XX, un escritor que arriesgó en cada novela nueva, haciendo en cada una de ellas nuevas propuestas, y siempre fiel a sus modos y formas de narrar. 
                                                                                      



No hay comentarios:

Publicar un comentario