jueves, 1 de octubre de 2015

GRANDES PERSONAS

Al maestro D. Juan del Encina, en homenaje




Tan decente, honrado y cabal
era Demetrio, que solo era capaz
de engañar a su amante
con su querida esposa, Mariana,
esa magnífica mujer
que era, sin duda,
el gran amor de Demetrio,
una divina hembra
que  a su vez,
era incapaz de traicionar a su macho
únicamente
con su amante de toda la vida.

Como se puede apreciar:
Mariana y Demetrio,
dos grandes personas,
además de
muy cabales, honrados y decentes.
     
                                                                                 (D. Juan del Encina)

No hay comentarios:

Publicar un comentario