lunes, 7 de noviembre de 2016

UN POEMA DE JOHANNES BOBROWSKI.


RUTAS DE PÁJAROS 1957



I
Dormí en la lluvia,
en los juncos llenos de lluvia desperté.
Antes de que caigan las hojas veo la luna cercana,
oigo el grito de las aves migratorias,
que hace temblar el aire, el blanco
grito, que destroza el aire.
Rápida y atenta
como los lobos husmeando,
hermana, ¡escucha! Wäinemöinen
canta a través del viento,
lanza el ala de nieve
sobre tu hombro, avanzamos
aleteando en el viento de los cantos.
II 
pero solo bajo grandes
cielos, desiertas
calles de emplumados
ejércitos, que han pasado
durmiendo sobre los vientos
se desplazaron, un nuevo
sol llameó, el incendio
saltó, ardieron
en el árbol ceniciento.
Allí echaron a volar
también nuestras canciones.
Hermana, tus manos
se destiñen, me sigues durmiendo en la oscuridad
¿cuándo podré cantar
el miedo de los pájaros?
1Héroe de la epopeya nacional finesa Kalevala.
Este poema pertenece al libro: País de sombras ríos. Johannes Bobrowski. Traducción de Clara y Alfonsina Janés. (Ediciones Linteo, Orense 2008).




No hay comentarios:

Publicar un comentario