viernes, 13 de enero de 2017

CERVANTES

Hay veces que quien escribe se siente orgulloso de participar o aparecer en ciertos asuntos literarios, es el caso de este breve texto que ahora me ocupa sobre la exposición: CAUTIVO DE LA HERMOSA HERIDA, 30 ARTISTAS Y TREINTA LITERATOS (no me gusta esta palabra) HOMENAJEAN A D. MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA, que se podrá ver en los próximos días en el Museo Arqueológico de Murcia; aunque reconozco que con la brisa de la felicidad, la salud maltrecha y el recogimiento familiar de estos últimos años, voy filtrando cada vez más las apariciones y participaciones públicas en eventos literarios. Pero esta ocasión era especial, simplemente porque se trata del maestro de maestros: Cervantes. Esa es una gran verdad a la que no me podía resistir cuando me llamaron para participar Javier Lorente y Santiago Delgado, excelentes coordinadores de dicho evento. Mi participación es una imitación o intento, al maestro, pues a D. Miguel sólo se le puede imitar cuando a alguien, principiante, aprendiz cotidiano y curioso en todo, como yo, le brindan esa oportunidad de homenajear o estar junto al genio de Alcalá de Henares. Ahora pongo aquí el cuadro que acompaña mi texto, el poema del maestro y el mío, y como decía antes, bien pequeño me siento, pero insisto, contento, muy contento de estar en esta vorágine que es ya para mí los espacios culturales de mi ciudad. Y finalmente, que no por dejarlo para lo último es menos importante, el estar junto Carmen Molina Cantabella, gran artista plástica, y sin duda, sin ánimo de aspavientos, la mujer de mi vida.



DEL CAPRICHOSO, DISCRETÍSIMO ACADÉMICO DE LA ARGAMASILLA, EN LOOR DE ROCINANTE, CABALLO DE DON QUIJOTE DE LA MANCHA.

(Soneto con estrambote de D. Miguel de Cervantes)

En el soberbio trono diamantino
que con sangrientas plantas huella Marte,
frenético, el Manchego su estandarte
tremola con esfuerzo peregrino.

Cuelga las armas y el acero fino
con que destroza, asuela, raja y parte:
¡nuevas proezas!, pero inventa el arte
un nuevo estilo al nuevo paladino.

Y si de su Amadís se precia Gaula,
por cuyos bravos descendientes Grecia
triunfó mil veces y su fama ensancha,

hoy a Quijote le corona el aula
do Belona preside, y de él se precia,
más que Grecia ni Gaula, la alta Mancha.

Nunca sus glorias el olvido mancha,
pues hasta Rocinante, en ser gallardo,
excede a Brilladoro y a Bayardo.


RIMA DEL PRINCIPIANTE JOSÉ CANTABELLA BASADA EN UN POEMA DEL MÁS GRANDE DE LOS MAESTROS DE LETRAS, D. MIGUEL DE CERVANTES.




I
Maestro de maestros, primero
hermano, padre, Quijano,
tanto has defendido lo nuestro
alegrando siempre nuestro enfado.

II

Serás el eterno preceptor de Letras,
soldado en Argel de guerra,
luz que no cesa de alumbrarnos
capitán mayor de la gran novela.

III

Maestro, padre, después D. Quijote,
sigues siendo el más ilustre y grande.

IV
No nos abandones nunca, hidalgo,
que si tu luz no siento, de triste no salgo.

V

Siempre por siempre, siempre
de la Mancha, don Quijote.



                               (Fotografía: La Opinión de Murcia)



(Fotografía: Ana Bernal)








1 comentario: