ÓXIDO

El odio,
el desprecio,
y la envidia, por el otro,
crean tanto óxido,
que son muchos
los seres humanos
que necesitan
una mano de minio, una mano de amor.



Comentarios

Entradas populares de este blog