miércoles, 10 de mayo de 2017


SABIOS



A aquellos que siempre me acompañan


I

Luego están aquellos
que siempre tienen razón,
y, que no se equivocan nunca;
los mismos
que todo lo hacen perfecto,
es decir, gentes
políticamente correctas 
con las que no confieso,
y, además,
son más listos que nadie, 
han leído más que nadie,
saben de supermercados más que nadie,
conducen como nadie,
compran como nadie,
y así, etcéteramente plenos:
conocedores de todo, y de todos:
inmortales, seres perfectos,
que andan pregonando, cantando
por las veredas del saber
las cinco verdades de lo mucho que saben,
mujeres y hombres sabios
que se doctoran siempre en grupo,
corro, cuadrilla, peña,
congregación o fracción,
pero siempre únicos e imprescindibles.

II

Ay qué pena de mí, que ya
poco salgo, y poco sé;
soy ya sólo un hombre humilde
cegado por la luz del amor
que constituye
todo mi conocimiento;
un individuo sólo que ama
a sus amigos verdaderos, a sus dioses:
un hombre imperfecto.


(El autor, caminando por un laberinto eraltiano. Foto de Carmen Cantabella)


1 comentario: