martes, 16 de agosto de 2016

EL REALISMO MÁGICO, D. MARIANO, EL PP, Y OTROS DEMONIOS.
(A modo de sátira o drama en seis actos)



ACTO UNO

A mi entender, y creo
que para muchos,
lo que caracteriza al PP, el partido político
que desgobierna España
en los últimos años, es
el gran paralelismo que tiene
con el realismo mágico, el gran
movimiento que lideró
a finales de los años sesenta
del siglo XX el escritor colombiano,
Gabriel García Márquez.

ACTO DOS

Un partido 'liderado'
como todos saben
por D. Mariano Rajoy, que
lo aproximo
fielmente a la figura de Melquiades, uno
de los primeros protagonistas
de Cien años de soledad,
cuando el gitano
trata de todas las maneras
de seducir y engañar
con sus fantasiosos inventos
al protagonista, Jose Arcadio Buendía,
que sería el pueblo español, los ciudadanos de a pie.

ACTO TRES

La única diferencia
entre la novela del escritor colombiano,
y, la realidad española es que D. Mariano,
ya con sus lupas, imanes, dentaduras postizas,
alfombras mágicas, y ríos de oro,
aderezos y demás componentes, los españoles
no nos va a adquirir
ni a intercambiar, ni tan siquiera
chantajear. El pueblo español,
la ciudadanía, afortunadamente
ha evolucionado y no
nos engañará más.

ACTO CUATRO

El ciudadano medio español
ha crecido aunque el subsodicho
no lo crea;
ya no, D. Mariano, y todo su séquito.
España está cambiando
hacia una nueva construcción política, con líderes
que, aunque despacio, empiezan
a dar indicios de una nueva era, que no cambio.
Se necesitan
algunos cambios, pues las instituciones democráticas
están creadas, sólo necesitamos
políticos nítidos y transparentes,
que no roben, ni delincan, pues
han proliferado los chacales, los lobos,
la gentuza, y la avaricia del dinero fácil.

ACTO CINCO

Sé que va a costar, que
la clase conservadora de este país anda
muy confundida, tanto como los de izquierdas,
y demás ideologías.

No mas engaños, no más Melquiedades: solo
en la Literatura, ya no más rufianes de la realidad
que jueguen
con el dinero de los ciudadanos. Cambiemos
la leyes, la carta magna, los poderes legislativos, todo
lo que haga falta para una nueva era.


ACTO SEIS

!Que resurjan
las Instituciones democráticas,
el respeto recíproco entre ciudadanos y políticos,
ya no más 'macondos' literarios;
en los medios de comunicación
no más esperpento, no más daño,
y, sobre todo
no más desgobierno, y ante todo
no más demonios...!


FIN









No hay comentarios:

Publicar un comentario