lunes, 1 de agosto de 2016

LA LIBRERÍA SHORA DE CENTROFAMA CIERRA.

OTRA DESGRACIA CULTURAL PARA LA CIUDAD DE MURCIA.

A Yousef Shora


Es así, como suena, como se lee: otra desgracia cultural para la ciudad de Murcia, una más... La noticia la viene anunciando su propietario durante un tiempo y casi no le hacíamos caso, o que no queríamos creerlo, por dos razones, porque admiramos profesionalmente a Yousef, y porque para los que amamos la librerías de viejo o de ocasión, es una gran pérdida, en una ciudad donde escasean estos centros de ocio, cultura, documentación, aprendizaje, conocimiento, descubrimiento, etc, etc.
Por tanto, otra pérdida más. Una librería que era referencia en la ciudad, ubicada desde hace unos años en Centrofama, para encontrar libros a bajo coste, y muchas pequeñas joyas literarias, de arte, y otras especialidades, siempre con el cuidado de un grandísimo profesional; y como es habitual, yo hago responsables a los gestores políticos culturales, tanto del Ayuntamiento de Murcia como a la Consejería de Cultura, dos entes, que entre ellos se echan la mierda uno al otro, quitándose responsabilidades, entes, por llamarlos de alguna manera, que se están cargando la Cultura en nuestra ciudad y en la Región, con una política de la sonrisa, de escuchar a todo el mundo en reuniones que no sirven para nada, sólo para que los lameculos vayan a reírle la gracia a los diferentes responsables, y a ayudar a sostener el peso de la Cultura de la ciudad y la Región (tan menospreciada e infravalorada por aquéllos) por la cara, y digo así, claramente, por la geta, que es lo que más le gusta a los promotores culturales políticos citados, dándose la circunstancia que han sido votados, para también, dar opción a los que se dedican a actividades culturales, más necesarias de lo que los políticos creen o quieren creer. Y claro estos políticos culturales hablando entretanto de recortes, cuando Alí Babá y sus cuarenta ladrones, han campado a sus anchas por estos lares; luego, no hay para sufragar apenas una Feria del Libro de viejo, en la que los pequeños empresarios de este sector están siendo reducidos, vejados, maltratados, pues los han cambiado varias veces de lugar por la cuidad, y ametrallados a impuestos disparatados que luego tienen que cerrar el negocio, porque como la Librería Shora, apenas pueden pagar el alquiler porque no hay ayudas institucionales.
Pues eso, dicho queda, otro lugar menos de Cultura, otra batalla perdida para los que amamos los libros, otra decepción más; y hasta la próxima, o hasta las próximas Elecciones Generales, que por supuesto seguirán ganando los mismos, aquellos que no creen en la Cultura, una Cultura plagada de sonrisas pintadas, egregios filósofos de domingo, ascetas del postureo político-cultural, de la gastronomía cultural, puristas sin puro, etc. etc. etc.
Eso sí, la Librería Shora, sigue su camino en internet, que para algunos no es poco...





No hay comentarios:

Publicar un comentario