domingo, 23 de abril de 2017

Introito para un recital

El que yo ofrezca este recital a mis amigos, a la gente que quiera escuchar mis poemas, obedece principalmente a la firme creencia de tener algo que decir y tiene que ver con mi biografía, lógicamente, mis experiencias vitales de los últimos años: el descubrimiento del verdadero amor, el reencuentro con la enfermedad y un encuentro más cercano con mi interior. Creo, insisto en esta palabra (por mis dudas), que estoy haciendo una poesía más íntima, quizás más espiritual, como consecuencia de los factores citados anteriormente, también por mi acercamiento paulatino con oriente, el zen y la espiritualidad, esto añadido a las lecturas de los últimos tiempos,  El Libro del desasosiego de Fernando Pessoa, un autor revisitado recientemente: Pablo d´Ors, un excelente teólogo, y también la relectura de la última etapa de Juan Ramón Jiménez, sobre todo: Animal de fondo, Los Romances de Coral Gables y Tiempo; estos tres factores me llevan a dicha conclusión. Aunque indudablemente hay una serie de elementos que forman parte ya de mi forma de hacer poesía (término que hay que pronunciar con cuidado) que es la ironía, lo absurdo, lo intemporal, el amor, lo erótico, lo lúdico, etcétera, que no he abandonado. Pero ya se sabe que los caminos de la creación son muy poco explicables y a mí me cuesta mucho explicarlos, por eso escribo, para tratar de entenderme un poco mejor, intentar despejar mis grandes dudas existenciales y entender el mundo que me rodea, aunque esto resulte tópico.

Subrayar, para acabar este breve anuncio del Recital Poético que ofreceré el próximo jueves, día 27 de Abril, a las 8.30 de la tarde, en la prestigiosa galería de arte, BABEL, y como decía al principio, que sigo teniendo muchas dudas con respecto a la escritura, con mi existencia, sigo buscando, explorando y explorándome para darle más sentido a esta vida bella y fea a la vez, a estas ganas de decir y de callar, a esta felicidad y desgracia, a estas dualidades que me asaltan a diario; aunque una de las dudas que sí he despejado es que sé quienes son las personas que están y las que no han estado y quieren convencerme de que están, y sé, por supuesto, quienes son mis verdaderos amigos, verdadero apoyo para mí, y mi familia, básicamente mis hermanos y mi madre, con el apoyo de mi padre que siempre estará allí, en ese otro cielo, el de los buenos, el de los gigantes, el de los colosos.

Gracias a Carmen Cantabella, por el excelente cartel anunciador del evento, a Javier Cerezo, director de la Galería Babel, por ponerme tan fácil la realización del recital en su sede, a los que leen mis escritos desde hace años. 

Os espero a quienes de verdad desee escuchar mis poemas.


(El cartel anunciador del recital es de Carmen Cantabella)


No hay comentarios:

Publicar un comentario