viernes, 21 de abril de 2017

UN ENORME POETA



     El poeta Enrique Coronado, era tan buen amante de los libros, que guardaba todos sus ahorros dentro de esos maravillosos objetos, los mismos que iba colocando con pulcro orden en las estanterías de su despacho.

    El día que unos desalmados ladrones asaltaron su casa, lo único que quedó intacto fueron los libros, el dinero.


1 comentario:

  1. Moraleja: "La verdadera riqueza está en los libros" (Diste muchas pistas, je)
    Saludicos

    ResponderEliminar